jueves, 6 de marzo de 2014

Nuevo Taller Entrando en El Misterio del Tarot





Entrando en El Misterio del Tarot
Es un Taller práctico semanal creativo, dinámico, divertido con los arcanos del Tarot, para aprender a utilizarlo jugando con ellos de manera intuitiva, creativa e innovadora.

Todas las semanas se realizan ejercicios diversos para crear y experimentar con el mazo de Tarot de tu elección. Algunas de las prácticas están basadas en las enseñanzas esotéricas de Paul Foster Case y la Escuela de psicoanálisis del famoso doctor Carl G. Jung.

Cada clase es completamente nueva y diferente a la anterior; individuales o grupales; virtual, via skype; o presencial, si vives en Mallorca.

Infórmate en olibana@gmail.com



Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook. Visita nuestra página en Facebook.

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com

Todos los comentarios de nuestros suscriptores y nuestros lectores reciben premio por su fidelidad.

Votanos en Bitácoras 
votar


 

martes, 4 de marzo de 2014

TAROT DE RIDER WAITE. EL HIEROFANTE

HIEROFANTE O MAESTRO ESPIRITUAL

El Hierofante de Waite es un personaje habitual en nuestra sociedad. Se trata del consejero espiritual de la parroquia donde vivimos, del gurú de nuestro grupo de meditación, o bien, del anciano patriarca del clan. En cualquiera de las formas que tome este arquetipo tiene las mismas características intrínsecas: representa la tradición inmutable y sagrada de las instituciones creadas por el hombre; es el cabeza o líder de una jerarquía patriarcal, y finalmente, -y no menos importante-, detenta el poder de la doctrina o las enseñanzas exotéricas.

La simbología oculta de esta carta muestra la cruz de tres brazos que el Hierofante sostiene en su mano izquierda y que representa las virtudes teologales de fe, esperanza y caridad. Lleva sobre la cabeza la triple corona, y a semejanza de la Suma Sacerdotisa, él también está sentado entre dos pilares. Otro símbolo esotérico es el signo que hace con los dedos de su mano derecha; según Waite, este signo engloba la parte expresa y la parte oculta de la doctrina.

En la Cábala hebrea al Hierofante le corresponde la letra Vau, que tiene una connotación de unión o yugo, como algo que une. En Astrología Occidental, el Hierofante de Waite está relacionado con el signo de Tauro; también un signo de permanencia, que se aferra a la tradición, a lo conocido. Pues los nativos de este signo solar no son afectos a los cambios y prefieren mantener las formas y el status quo, tal como el arquetipo del Hierofante. En la Numerología le corresponde el número 5, el número del Maestro, que es una de las formas del arquetipo. El 5 es también símbolo de la Voz interior, que en el Hierofante se manifiesta en su acción: es la voz, el portavoz, el mediador o vocal.

En el plano psicoemocional, el Hierofante es una forma del Ánimus vinculada al espíritu. Por eso, su papel como maestro espiritual es de la mayor relevancia. Es el intérprete de la voz de la consciencia colectiva, el guía de la masa; y esta es su función primera en una lectura. Ya que el maestro posee las dos partes del conocimiento de la Tradición y a través de su voz, puede transmitirlo para guiarnos en la senda, tanto espiritual como práctica, de la vida.

En el siguiente video vemos distintas versiones, en distintos mazos, de este Arcano: El Hierofante






Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook. Visita nuestra página en Facebook.

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com

Todos los comentarios de nuestros suscriptores y nuestros lectores reciben premio por su fidelidad.

Votanos en Bitácoras 
votar

jueves, 20 de febrero de 2014

TAROT DE RIDER WAITE: EL EMPERADOR



Cuando el Emperador aparece frente a nosotros sabemos que estamos delante de la estampa misma del poder. Ése es el principal significado de este arcano, el poder y la autoridad que detenta el Emperador están reflejados en cada uno de los símbolos que aparecen en esta carta del Tarot de Rider Waite y que iremos descubriendo a medida que trabajamos con ella.


El número que lo representa, el 4 tiene un valor de peso en la numerología tradicional. Para los pitagóricos el número 4 representa la justicia, el equilibrio entre iguales; pues es el resultado de la suma de dos veces dos. Si el numero 1 representa el punto, el 2 la línea y el 3 la superficie, el número 4 corresponde a lo sólido, con lo que también está vinculado al elemento tierra y al reino terrenal, todo lo que es sólido, concreto, material.



En la cábala la letra hebrea para el Emperador es Heh; su significado místico es la expresión, el pensamiento, el habla y la acción, todas estas cualidades realizadas en este arcano. En la astrología occidental corresponde al signo de fuego Aries. Signo cardinal, de vanguardia, uno que tiene la iniciativa y no sigue a nadie sino a su propio instinto. Que tiene dominio sobre si mismo y también sobre los que le rodean.



En el plano emocional El Emperador representa el poder de la voluntad sobre la pasión; es un líder y como tal, él se autogobierna para saber gobernar a los que viven bajo su tutela. Es el protector, de fuerte temperamento, responsable de sus súbditos y por su fuerza y entereza de espíritu los otros le siguen o le obedecen. Tiene por naturaleza el don de mando.



Para Waite su Emperador representa el poder viril al cual responde la Emperatriz, y que busca levantar el velo de Isis. Uno de los símbolos más importante que ostenta pertenece a la iconología egipcia; tal es su cetro de la crux ansata, o cruz egipcia. Es la expresión de la Voluntad personificada y según Waite: “la expresión de las virtualidades contenidas en el Ser Absoluto”.



En este video se ofrece una explicación sintética de las principales características de este arcano.


Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook. Visita nuestra página en Facebook

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com
Todos los comentarios de nuestros suscriptores y nuestros lectores reciben premio por su fidelidad.
 
votar

lunes, 17 de febrero de 2014

TAROT DE RIDER WAITE. LA EMPERATRIZ




Maravillosa estampa de una mujer plena y soberana de sí misma. Es el Arcano Mayor número tres del  Tarot de Waite. En este post vamos a adentrarnos en su simbología, desmenuzando poco a poco, los significados ocultos en la baraja. Vemos a una mujer hermosa, robusta, como si estuviera en estado de buena esperanza, sentada cómodamente sobre su trono, poderosa y sabedora de su pleno poder.

El 3, la trinidad divina, es el factor numeral que representa a la Emperatriz. Para Pitágoras, gran filósofo del siglo VI antes de nuestra era, el  3 era el número de la perfección, de una vibración altísima. En la Cábala hebrea el 3 corresponde a la letra Daleth, de la Esfera de Hod. La palabra Daleth significa puerta, como entrada de la casa; y representa la humildad de saber que no tiene nada, que todo lo que tiene lo recibe de la Abundante Provisión Superior.

Venus es el planeta asociado al arcano de la Emperatriz. En la astrología, Venus está vinculada a la Diosa griega del amor y la sexualidad, Afrodita; una Diosa alquímica de amor y belleza, capaz de transformarnos cuando nos toca, pero siempre dependiente del vinculo con el otro. Afrodita fue venerada desde la antigüedad con otros nombres, como Ishtar, Astarté o la Isis-Hathor egipcia. Todas Diosas transformadoras, creadoras y sensuales.

En el plano emocional la Emperatriz es la expresión plena de los sentimientos; la fertilidad de la naturaleza, y a nivel psíquico se relaciona con el arquetipo de la Madre. Busca la armonía, la representación de las bellas formas a través de la creatividad, y el crecimiento y desarrollo plenos del potencial escondido en la Suma Sacerdotisa. La Emperatriz nos armoniza con nuestros poderes creativos y con las fuerzas de la naturaleza.



Este video nos ofrece una muestra del significado de este arcano en la lectura.

Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook. Visita nuestra página en Facebook

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com
Todos los comentarios de nuestros suscriptores y nuestros lectores reciben premio por su fidelidad.


votar

martes, 11 de febrero de 2014

TAROT DE RIDER-WAITE. LA SUMA SACERDOTISA





La Suma Sacerdotisa es el arcano número 2, símbolo de dualidad, el espíritu no manifestado.  El número 2 es el Principio Femenino, pasivo, del Inconsciente, equilibra la fuerza activa del Mago. El misterio, todo lo oculto, el velo de Isis es su estandarte. En la cábala, le corresponde la letra hebrea Gimmel. En la astrología, la Suma Sacerdotisa está vinculada a la Luna. Y en la numerología, el número 2, número polar, dual, es el yin del yang.

En el plano emocional su vínculo con la Luna nos revela el mundo interno, caótico e indiferenciado del inconsciente. Si en el plano material la superficie de acción le corresponde al Mago, para Ella es la semilla que no ha brotado aún, es el potencial ilimitado e insospechado. Ella hace a través de la no-acción.

Muchos de los símbolos que rodean a la Suma Sacerdotisa pertenecen a la iconología cabalística en el mazo de Rider-Waite. Al contemplar este arcano lo primero que vemos es a una mujer sentada en posición pasiva, debajo de una especie de pórtico o estancia que se asemeja a un templo. Está flanqueada por dos columnas a cada lado: una negra y la otra blanca: jaquim y boaz. Son los dos pilares masónicos. Estos símbolos arquetípicos son los guardianes del Gran Misterio que está representado por la Suma Sacerdotisa.

Otro de los símbolos destacados de este arcano son los cuernos de Isis, que la Suma Sacerdotisa ostenta sobre su cabeza. Estos cuernos pertenecen a la iconología antigua egipcia, y son la representación de la misma Diosa Isis; aquella cuyo velo ningún ser mortal podía descubrir. También encontramos entre sus manos otro símbolo cabalístico: La Tora o enseñanza secreta. Es el Libro de la Vida, la doctrina del Gran misterio no revelado a los profanos.


En este video podemos apreciar el personaje de la Suma Sacerdotia en distintas barajas de Tarot. 

Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com
votar

domingo, 9 de febrero de 2014

TAROT RIDER WAITE: ARCANO I EL MAGO


El primer Arcano Mayor. Le corresponde el número 1, el número del principio masculino, activo, el principio de la consciencia y la creación. Al Mago le corresponde astralmente el planeta Mercurio, el planeta de la mente, la velocidad y la comunicación. 

En la Cábala está representado por la letra hebrea Aleph. En el plano esotérico, el Mago está asociado al elemento Aire. En la Numerología, se asocia al número 1, que es unidad, principio. 

En el plano Espiritual, es la Unidad Primordial en sí misma. En el plano Emocional es la consciencia, el poder y el conocimiento. Y en el plano material es el impulso creativo, la energía en movimiento y la voluntad. Es la carta del trabajo y los negocios.



El Mago de Waite está representado como un antiguo mago medieval con atuendo y características cabalísticas. Vemos el símbolo del ocho invertido sobre su cabeza, que para Waite es la representación del Espíritu Sagrado. En su cintura hay una serpiente enroscada que se muerde la cola, otro importante símbolo alquímico, de continuidad, que para Waite es la continuidad del logro en el Espíritu.



La señal dual de los brazos del Mago: el brazo derecho sostiene una vara que señala al cielo y el brazo izquierdo señala a la tierra, esta señal representa un alto grado en las órdenes mistéricas. El descenso de la virtud y la luz derivadas de las cosas de arriba hacia las cosas abajo. Sugiere la posesión y comunicación de los poderes y dones del Espíritu.



Sobre la mesa delante del Mago descansan una serie de símbolos, que representan los cuatro elementos y están presentes en las cuatro pintas del Tarot: pentáculos: tierra; varas: fuego; espadas: aire y copas: agua. Para Waite, el arcano El Mago representa la divinidad en el hombre.
 



Excelente video para trabajar con el Arcano I

Si te ha gustado el contenido de este artículo, déjanos tus comentarios, compártelo en Google+ o en tu muro de Facebook

Si quieres recibir actualizaciones del blog, suscríbete a la lista de correos. Déjanos tu mensaje al email olibana@gmail.com
votar

viernes, 7 de febrero de 2014

MIS MAZOS DE TAROT: TAROT RIDER-WAITE





Mercurio retrógrado es un buen momento para revisar, retomar, recordar, etc., de manera que, he aprovechado esta influencia astrológica para revisar mis mazos de tarot antiguos y me he reencontrado con mi primera baraja de Tarot Rider-Waite. En este post me gustaría hacer un breve análisis de este mazo, contaros un poco sobre su historia, sus características y cualidades más atractivas, y por supuesto, mi propia experiencia personal en el manejo de estas cartas.



El Tarot de Rider-Waite es un clásico y una de las barajas más utilizadas para las consultas, entre los tarotistas. Consta, como la mayoría de las barajas de tarot, de un mazo de 78 cartas, repartidas entre los 22 arcanos mayores y 54 arcanos menores. Esta baraja se encuentra entre las más populares y ello posiblemente, se deba a que la simbología desplegada en sus ilustraciones resulta de una gran riqueza, lo que permite al intérprete abarcar un amplio abanico de significados.



La historia de este Tarot es relativamente reciente. En uno de los antiguos artículos de este blog, Breve Historia del Tarot, donde se ofrece una panorámica de las efemérides del Tarot, se le da fecha alrededor del año 1910, en Inglaterra. Este mazo fue creación original de un miembro de la antigua Orden Hermética Aurora Dorada, (Golden Dawn, en inglés), Arthur Waite.



Arthur Waite Smith junto con Pamela Colman Smith, son los autores originales de esta baraja, que se publicó por primera vez en Londres en 1910. Pero sólo hasta su reedición en 1971, esta baraja se convirtió finalmente, en una de las más conocidas. Arthur Waite escribió algunos libros sobre temas esotéricos, que incluían métodos de adivinación como el tarot y la astrología. Su obra fundamental, La Clave Pictórica del Tarot, es su contribución más significativa.



Waite consideraba al Tarot básicamente, un lenguaje simbólico secreto. Y esta es precisamente, la clave que se propuso transmitir en cada una de las ilustraciones de la baraja. Según las propias palabras de Arthur Waite, el Tarot: personifica las presentaciones simbólicas de las ideas universales. Esta idea contiene un interesante paralelismo con el concepto de los arquetipos de Jung, uno de los conceptos más útiles de trabajar con el Tarot.



Para Waite estas ideas universales son los contenedores de esta sabiduría secreta. Él afirmaba, al igual que Jung, la presencia de estos símbolos en la consciencia colectiva de la humanidad. Se sirvió de sus conocimientos en la tradición mágica occidental, de la cábala, la astrología y la alquimia, adquiridos durante su permanencia en la Orden Aurora Dorada, para preparar los ingredientes de su propio Tarot.



En el libro La Clave Pictórica del Tarot, Waite niega el supuesto origen egipcio del Tarot, atribuido por los miembros de la Aurora Dorada; y sitúa el nacimiento de los primeros ejemplares en torno al siglo XIV. La cábala y la alquimia son las principales fuentes de aporte, que conforman el sistema de símbolos de su tarot. Podemos verlos representados en todas las cartas de la baraja, a través de imágenes de gran colorido, paisajes, personajes y objetos cargados de un fuerte contenido simbólico.



Tomemos como ejemplo, la descripción pictórica que hace el propio Arthur Waite del Arcano Mayor Los Enamorados: el sol en el horizonte, la figura alada con los brazos extendidos. Las dos figuras: el hombre y la mujer; una alegoría del Adán y Eva en el paraíso. Detrás de él, el Árbol de la Vida con sus doce frutos. Detrás de la mujer, el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, con la serpiente enroscada en su tronco.



Todas estas figuras están cargadas, sin duda, de una fuerte connotación simbólica. Muchas de ellas nos resultan familiares, pero otras se nos escapan, porque pertenecen a un contexto más oculto, esotérico; como es el caso del Árbol de la Vida. Todas estas imágenes nos están transmitiendo a través del Tarot de Waite, un lenguaje universal, que está íntimamente vinculado al alma humana.



Es a través de esa serpiente enroscada del Árbol detrás de la mujer del arcano los Enamorados, que podemos encontrar una comprensión más profunda de nuestra herida primordial y la manera de sanarla. Pues, la serpiente es un símbolo alquímico de regeneración muy importante.



Si buscamos en otros arcanos las señales de este lenguaje universal, en el Tarot de Waite vamos a encontrar un suplemento muy completo y prolífico de símbolos que saltan de la carta para hablarnos, unos; en tanto, otros permanecen silenciosamente presentes y latentes, dejando tras de sí la tenue sospecha de una revelación futura. Este mensaje sutil es el que el espíritu del Tarot nos está revelando en nuestra alma, y quizás sea el principal; porque puede eclosionar en un tiempo distinto al tiempo de la interpretación.



Me gustaría aclararles mejor esta idea. Si entendemos que los símbolos son seres inteligentes, y que al igual que los números, interactúan en nuestra vida de forma constante dejando una huella y un mensaje que podemos o no comprender; ya se está planteando aquí una interacción, una conexión espontánea con este mundo simbólico. Esto es así porque todo en el Universo es diálogo y por eso, podemos entender los símbolos del tarot, aún cuando no conozcamos sus significados.



Aquellos símbolos que se quedan mudos durante la lectura, pueden permanecer como semillas enterradas en el fondo del subconsciente germinando lentamente, y terminan revelándose a nosotros a través de nuestros sueños, o de actos irreflexivos e inconscientes, durante la vigilia. Es entonces, cuando nos suceden cosas en la vida que nos devuelven a la lectura de una carta concreta, y la serpiente enroscada en el Árbol se transmuta en una alternativa, un punto de giro, o un rito de paso en nuestras vidas.



En mis primeros pasos por la senda del Tarot solía destacar el dibujo de esta serpiente del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, en mis pinturas de los arcanos del Tarot, sin una idea concreta. Para mí se trataba de un peligro y como tal, la reflejaba en mis cuadros, silbante y atrevida, mostrando su lengua bífida y venenosa, en una experiencia amorosa: el amor era una herida en mi alma. Hasta que conocí el lenguaje alquímico del Tarot, y comprendí que al representar esta serpiente mi alma estaba buscando su propia curación. 



Y ése es tan sólo, uno de los muchos símbolos que se encuentran desplegados en esta fascinante baraja. En el próximo post estaré retomando el estudio simbólico de los arcanos mayores de Tarot utilizando la baraja de Rider-Waite. Para aquellos de vosotros que comenzáis a andar este camino es una estupenda herramienta de inicio, muy fácil de asimilar y que pueden encontrar en cualquier comercio de géneros esotéricos o encargar por Internet, en tiendas virtuales como Amazon.



Si te ha gustado este artículo, déjanos tus comentarios y comparte el blog entre tus contactos en Google+ y Facebook.


votar