martes, 8 de febrero de 2011

TALLER BÁSICO DIOSES EGIPCIOS Parte VI



KHONSU
Es el Dios de la luna adorado en la ciudad de Tebas. Es hijo del Dios Amón y la Diosa Mut, los tres dioses juntos conformaban las Triada Tebana. Se considera un alter ego del Dios Horus. En una de sus representaciones más características a aparece con forma de humana, con barbilla y coleta lateral, como el Niño Divino; su representación celeste lo muestra con forma de halcón, con una luna creciente sobre la cabeza y el disco solar. En Hermópolis su imagen estaba especialmente vinculada al Dios Thot, el otro Dios de la luna.
Khonsu significa “cruzar”, simbolizando su cruce diario por el cielo nocturno. En el Reino Antiguo jugaba el rol de la luz con que los reyes combatían a sus enemigos y los cazadores atrapaban a sus presas.
Sus energías mágicas se invocaban para alejar los espíritus malévolos. Especialmente, durante los rituales de la luna llena, cuando incrementa los poderes psíquicos e intuitivos, para alejar las pesadillas y las preocupaciones que impiden dormir.
MUT
Es una Diosa Madre, consorte del Dios Amón. La palabra Mut significa “Madre”, por ello se la llamaba La Madre del Mundo; también era llamada La Dama del Cielo y Reina de los Dioses. Algunas de sus representaciones la mostraban con forma de mujer, llevando las coronas del Alto y Bajo Egipto y un cetro de papiro en la mano. Su culto se llevó a cabo especialmente en la ciudad de Tebas; donde se hallaba su templo, un poco más al Sur del Templo de Amón-Re. Su símbolo jeroglífico es el buitre, cuya imagen la llevaban las Reinas en sus coronas como símbolo de maternidad.
Sus energías mágicas se usan especialmente para la protección de los hijos, la unión familiar, la lealtad y para ayudar a las futuras madres.

KHNUM
Este Dios con cabeza de carnero muy probablemente, pertenece a la época pre-dinástica. Se le suele representar con cuerpo humano y la cabeza de un carnero, sobre la que lleva la corona blanca; y a veces, acompañada del disco solar. Fue especialmente venerado en Esna, donde se le consideraba al principio, como el Dios Creador que moldeó a la humanidad con el barro del Nilo, en un torno de alfarero; también se le consideraba el guardián de las fuentes del Nilo. Su nombre significa “Constructor”, o “Estructurador”. Los Egipcios creían que Khnum fue el creador del primer huevo de donde surgió el Sol, y quien dio forma a los cuerpos de los Dioses. Su consorte es la Diosa Heket, con cabeza de rana, quien le ayudó a dar forma a la creación.
Cuando su título como Dios Creador se legó a Atum, Khnum compartió con el Dios Hapi el título de Dios del Nilo, o también llamado Señor de la Primera Catarata del Nilo. Era la deidad a la que los egipcios rogaban para que la cantidad de agua durante la crecida del río fuera de la justa medida para ser beneficiosa.
Sus energías mágicas promueven la creatividad, las energías para dar forma y tomar las riendas de nuestro propio destino, y para la fertilidad.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, introduce aquí tu consulta. En breve, nos pondremos en contacto contigo.